whatsapp

  • info@inverbots.com

Somos una empresa dedicada al desarrollo de robots de trading

Ofrecemos robots y el acompañamiento necesario para usarlos de manera óptima, para traders novatos y experimentados, con capitales pequeños o grandes.

Contáctenos

¿Es lo mismo invertir que hacer trading? Aprende con nosotros

Feb, 11
0
Inverbots

En su célebre libro El Inversor Inteligente, Benjamin Graham hace la diferencia entre un especulador y un inversionista y si El Decano de Wall Street considera que hacer esta diferencia es importante, nosotros también y en este articulo te hablaremos de invertir y hacer trading.

Aunque a nivel superficial ambos términos son constantemente confundidos es importante que, a la hora de construir estrategias, decidir qué mercados operar, los estilos de trading y estimar los resultados que se pueden obtener y los riesgos, se miren muy bien estas diferencias.

 

TRADING

 

El trading es una actividad especulativa, principalmente cuantitativa, en donde se hacen estudios de datos que no se limitan al precio, volumen, sino que pueden ir más allá y considerar inventarios de petróleo, datos macroeconómicos, yields de cosechas, entre muchos otros, pero siempre estudiados desde un punto de vista cuantitativo.

El trading suele ser una actividad de corto plazo, considerando en los casos más extremos posiciones de meses, pero muchas veces desarrollando operaciones en cuestión de minutos.

Los resultados en el trading son más volátiles y riesgosos y por lo tanto ofrecen una rentabilidad esperada mayor. Duplicar una cuenta después de un buen mes de trading no es descabellado, es difícil, pero está entre las posibilidades.

 

INVERSIÓN

 

La inversión es una actividad empresarial, tiene componentes cualitativos y cuantitativos y se enfoca principalmente en el estudio de las empresas para determinar cuales acciones son atractivas de comprar y también en el estudio de las economías para determinar qué bonos o divisas comprar.

La inversión es una actividad de largo plazo, muchas veces sin un horizonte de tiempo definido. Un inversionista puede comprar una porción de acciones en una empresa que considera bien administrada y que tiene un producto posicionado estratégicamente y a un precio favorable, sin pensar en vender en un mes o un año, sino pensando en décadas o en palabras de Warren Buffett “El periodo ideal para tener una acción es para siempre”.

Los resultados de las inversiones pueden ser volátiles, pero considerablemente menos que el trading. Si un inversionista se enfoca en acciones de grandes empresas, a menos que se dé una crisis, es muy difícil que pierda el dinero de su cuenta. Duplicar una cuenta con inversiones es mucho más complejo, así como el riesgo suele ser menor, la rentabilidad esperada es menor.

Los inversionistas, a diferencia de los traders, muchas veces se enfocan en los ingresos que generan los activos que adquieren y no tanto su cambio en precio. Este es el enfoque empresarial al que me refiero, si compras un terreno, tu interés está en el dinero que ese terreno pueda generarte rentabilidad con los cultivos y alimentos que produzcas en él y no en cuánto puedas venderlo cada día o cada hora. Un trader sí está atento al precio en estos rangos de tiempo.

 

¿SON COMPATIBLES?

 

A pesar de ser diferentes, ambos métodos son compatibles. Debido a la volatilidad de los ingresos que tienen los traders, comenzar a invertir en activos y con horizontes de tiempo a largo plazo puede ser muy beneficioso para ellos. Si un trader no depende de sus resultados especulando para cubrir sus gastos será menos propenso a cometer errores. Por eso, muchos traders eventualmente comienzan a invertir en bienes raíces, acciones y negocios.

 

Por otro lado, si un inversionista tiene una fuente de ingresos estable gracias a dividendos, rentas y otro tipo de ingresos fijos, no es necesario que comience a hacer trading. Sin embargo, en su libro El Inversor Inteligente, recomienda, para los inversionistas que deseen la emoción de la especulación, destinar un porcentaje pequeño de su portafolio a la especulación.

 

¿CON CUÁL INICIAR?

 

Todo depende de tu situación actual. Debes tener en cuenta que cualquiera de las opciones que tomes vendrá con trabajo y deberás esperar y ser paciente antes de ver resultados. Para decidir con cuál iniciar debes tener en cuenta principalmente:

 

Tu conocimiento:

Las inversiones pueden llegar a ser más complejas ya que requieren de conocimiento técnico en economía, contabilidad y finanzas que pueden llevarte más tiempo de aprender que los conocimientos básicos que necesitas para hacer trading.

 

Tu capital inicial:

Si no cuentas con mucho capital inicial, entonces es probable que quieras enfocarte en el trading, ya que inversiones de largo plazo, incluso si eres muy bueno, no te darán dinero suficiente dinero. Con el trading, por el contrario, puedes aplicar a compañías de fondeo y apalancarte con dinero de inversionistas.

 

Tu disponibilidad:

El trading puede tomarte más tiempo que la inversión a largo plazo. Un trader por lo general puede estar al frente de la pantalla desde un par de minutos a horas al día, un inversionista podría perfectamente pasar días sin una.

 

Espero que este articulo te haya gustado. Si quieres comenzar tu carrera en el trading, te invitamos a que descargues nuestro curso gratuito y recibas información de nuestras capacitaciones por parte de uno de nuestros traders. Para esto solo debes dar click en el siguiente botón y dejarnos tu información de contacto:

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados Los campos obligatorios están marcados *