whatsapp
  • info@inverbots.com

Somos una empresa dedicada al desarrollo de robots de trading

Ofrecemos robots y el acompañamiento necesario para usarlos de manera óptima, para traders novatos y experimentados, con capitales pequeños o grandes.

Contáctenos

Nuevos hábitos si tu trading no funciona

May, 10
0
Inverbots

Nuevos hábitos si tu trading no funciona

 

Si ya has aceptado, que lo que has estado haciendo no te llevará donde quieres ir, si tienes claro que más de lo mismo será insuficiente, si has comprendido que debes dejar tus viejas prácticas a un lado y reorganizar tus esfuerzos ¿cómo haces para instaurar un nuevo hábito como operador que te acerque al tipo de resultados que quieres?

¿Cómo puedes crear un hábito que apoye tu desarrollo como trader?

 

Para comenzar lo que debemos hacer es aceptar que más de lo mismo no nos llevará donde pretendemos y por lo tanto debemos cortar con lo que hemos estado haciendo. Cortar completamente. Descartar.

 

Eso implica dejar de hacer. Debes dejar de hacer lo que haces para crear el espacio necesario desde el que hacer otro conjunto distinto de cosas.

 

No funcionará si mantienes lo que hacías e incorporar otros elementos. No se trata de añadir sino más bien de sustituir.

 

Mientras haya algún tipo de ganancia, mientras tu mente reciba algún tipo de recompensa por mantener ese viejo hábito será muy difícil dejarlo a un lado.

 

Pero si lo que obtengo son pérdidas, frustración y rabia ¿Qué ganancia ni ganancia? No gano nada haciendo lo que hago. Ya, pero si no ganases nada no lo harías. Ganas lo que pasa que no es lo que crees.

 

Esos viejos hábitos han demostrado a lo largo del tiempo que tienen el potencial de darte esos beneficios: mitigar la tensión psicológica, darte un subidón de dopamina, encender la llama de la esperanza. Debes librarte de ellos de un solo movimiento.

 

Mientras seas adicto a esas recompensas secundarias las preferirás al dinero.

 

Mi sugerencia es que comiences con una hoja en blanco en la que escribas lo básico, lo fundamental, lo esencial.

 

Necesitas un sistema que te permita participar con una ventaja, necesitas gestionar tu riesgo para que puedas permanecer en el mercado el tiempo necesario para que esa ventaja se exprese y necesitas ejecutar el sistema acorde a su diseño.

 

Un sistema puede ser muy básico y es mejor que lo sea: más complejidad no te ayudará necesariamente pero más simplicidad si lo hará porque eliminará dudas.

 

Un sistema muy sencillo, basado en lo que ya sabes y dominas, para que tengas la experiencia de ganar lo antes posible. Y ganarás aplicándolo tal como es, sin cambios, sin alteraciones. Ganarás cada vez que lo ejecutes como lo has diseñado, independientemente de los resultados.

 

Quieres desarrollar nuevos hábitos para dejar a un lado los que te han llevado a este callejón sin salida, pero ese deseo no es suficiente. Primero tienes que cortar con lo que haces. Pero saber que eso es lo que hay que hacer puede ser insuficiente. Si fuese fácil ya lo habrías logrado ¿entonces qué opción tienes?

 

Hemos visto las ganancias secundarias asociadas a lo que hacemos. Muchas veces tienen que ver con la gratificación inmediata. Son beneficios en este momento a costa de beneficios mucho mayores en el futuro. Es una pequeña dosis de dopamina ahora que te impide nadar en dopamina el resto de tu vida. Es contentarte con las migas ahora y alejarte de los manjares del mañana.

 

Sales de una posición ganadora antes de tiempo y ganas el alivio de la tensión psicológica, pero te pierdes el beneficio de una ganancia mucho mayor.

 

Saltar a perseguir el precio y alivia el miedo a quedarte fuera, ese miedo es una sensación que sientes en este momento y tu acción irreflexiva e improvisada te da satisfacción ahora: palías una sensación desagradable, la mitigas en este instante, ganas en el ahora, pierdes en el resto de tu vida.

 

Tienes que entrenarte de forma sistemática para observar tu pensamiento sin identificarte con él, debes ser capaz de sentir el impulso y no verte obligado a hacer nada. A aceptar ese miedo, esa tentación, o ese deseo sin responder de manera alguna. Ni forzando, ni doblegarse, ni alejándote.  Sin atacar, negar o  cambiar.  Simplemente prestando atención sin hacer nada.

 

Puedes ver como llega esa sensación de que realizar una pequeña ganancia en este momento es positivo, puedes dejar que la tensión psicológica aumente y no hacer nada solamente observar.

 

Para que puedas desarrollar nuevos hábitos debes ser capaz de librarte de los que te están dominando ahora. Ese es un camino de liberación. No de lucha. No hay esfuerzo alguno.

 

Observa a tu mente, permítete sentir lo que sea que estés sintiendo, y no hagas nada. Así como nace esa emoción se desvanecerá.

 

Comenzarás paso a paso, sin prisa pero sin pausa. Una victoria sobre otra que irán reforzando esa nueva forma de ser, esos hilos nuevos se tornarán hebras que trenzan las cuerdas con las que sostenerte.

 

Si te gustó este artículo y quieres aprender más de trading solicita información de nuestras capacitaciones con robots de trading.

 

Quizás te interese leer : https://inverbots.com/eliminar-tus-deudas/